lunes, 14 de abril de 2014

Piel Salada.

Siempre que lo veía estaba tarareando algún bolero mientras ojeaba un libro. Nunca supe si estaba leyendo o solo quería parecer interesante. Cuando me veía llegar alzaba la cabeza y entrecerraba los ojos por culpa del sol. Sonreía.
Yo me acerba a él, y le preguntaba unas cuantas cosas, me sentaba a su lado y acariciaba su pelo.
Yo nunca le olvidaré, y espero él no se olvide mi.
Recuerdo que siempre estaba fantaseando con marchar hacia la costa, con perderse en el mar.
"Una vez que vives en la costa es imposible vivir en otra parte. Tu piel se funde con el mar, cuando te marchas lo que más echas de menos es no saber salado"
Él no se consideraba un poeta, pero para mí todos sus discursos eran la mejor poesía que había escuchado.
Siempre estaba bailando, supongo que serían aquellos mismos boleros que siempre tarareaba. Si no estaba bailando, estaba acostado en el campo, con los ojos cerrados, soñando, pero sin estar dormido. Debía seguir pensando en el mar.
"Todos deberíamos andar descalzos, fundirnos con la tierra, sentir la vida. Yo creo que si andas descalzo en la hierba algún día, no sé cual, tus pensamientos florecen."
No sé cuantas veces me dijo eso, debieron ser muchas ya que yo terminé por creerle. Él lo hacía todo como sin querer pero tenía un don para retórica y sabía utilizarlo. También sabía que yo estaba muriéndome por el.
Cuando él partió hacia la playa, yo solo esperaba que fuera como el vino y mejorara con los años. Esperaba que él volviera, que no se olvidara de mi piel.
Pero nunca volvió a aparecer, el problema es que yo nunca me quise olvidar de él, ni de como florecían sus ideas.
¿Cómo lo iba a olvidar? Para mí, el formaba parte de la tierra que cada día pisaba esperando verlo volver.

miércoles, 2 de abril de 2014

Metamorfosis

Daría la vida por no tener criterio alguno,
por ser cambio constante.
Por quererte, odiarte, 
olvidarte. 
Cambio constante. 
Decir todo lo que no dije, 
no decir lo dicho, 
deshacer lo andado, 
olvidar tu camino, 
perderme en tu casa.  
Cambio constante. 
Tener terror, 
sentir pasión, 
hacer el amor. 
Estar perdido, 
ser una pérdida, 
encontrarte en un mapa,
perderte en un baile. 
Cambio constante. 
Ser un actor, 
llorar de dolor, 
perder el amor
o sentir tu olor. 
Ser una estrella, 
apagarse en la tierra, 
perder el norte, 
ahogarse en un bote. 
Cambio constante. 
Buscarte y 
no encontrarte. 
Cambio Constante. 
Yo quiero ser 
una metamorfosis ambulante.
(y dejar de pensarte)