domingo, 26 de abril de 2015

No todo el arte está en el Louvre

Cualquier puede inspirar, si se le mira con los ojos que buscan inspiración, es sencillo ser el nacimiento de unos versos, o de alguna canción. Es fácil que cualquiera se recree en tu belleza buscando palabras, buscando colores.  
Pero tú..
Es muy fácil verte y pensar rápidamente en arte, pensar en todo lo que queda por descubrir sobre como se expande el universo. Tú no inspiras, tú eres "inspiración". 
No te imaginas cuanto dices por ti mismo, con gestos simples como doblarte los puños de las camisas o sonreír un poquito cuando alguien comenta lo rico que está el café. 
No es que seas algo así como una escultura perfecta, es solo que da la sensación de que cualquier cosa bonita y con pasión está inspirada en ti. 
Pareciera que los planos más bonitos de la historia del cine estuvieran grabados desde tus ojos, como si fueras el director de fotografía del mundo. 
Espero no olvidarme de tus manos, que parecen ser las únicas culpables de que haya primavera, te imagino paseando y haciendo florecer los almendros con un simple caricia. 
No es una exageración decir que siempre espero hacer algo que valga la pena ser contado, solo para que sea tu voz la que narre la historia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario