sábado, 11 de julio de 2015

El tiempo que me queda eres tú.

No quiero más buenos días 
si no van a ser con tu voz. 

No sobreviviré a más domingos, 
si no me despierto a tu lado. 

No quiero fotos, 
si no sonrío mirándote. 

No quiero hablar, 
si no vas a fascinarte escuchándome. 

No quiero reír, 
si no es contigo. 

No quiero escuchar más canciones, 
si ninguna va a ser la nuestra. 


...


Eternidad,
 ¿Para qué la quiero si me va a faltar tu alegría? 



[2:08 am - Confesiones de más de media noche, poco pensadas y muy sentidas III ]

No hay comentarios:

Publicar un comentario